-

Mudanzas en Chile, Como se hace?

Para algunos de nosotros, cuando nos mudamos lo que mas nos preocupa es conseguir el camión de la mudanza y listo, embalar bien las muebles y aparatos.
Pero particularmente en Chile, hay un pequeño tramite que nos puede arruinar, retrasar y hasta salir fuera de presupuesto y es el SALVOCONDUCTO PARA MUDANZA, es una constancia de que tienes permiso para mudar tu pertenencias, para protegerte a ti de que no “te muden”, de que no te fuiste a la mala del inmueble, entre otras cosas.
La parte que confunden es que si eres arrendador de departamento en algún edificio te van a pedir un permiso para sacar tu corotos del edificio, para presentárselos a los conserjes, pero este NO TE HABILITA ante carabineros, ahora, anteriormente este permiso se solicitaba en las comisarias de carabineros, pero hace un par de años lo modificaron y ahora se saca en cualquier notaria cumpliendo cierto requisitos como se ven aquí.

1.- Efectuar una declaración jurada ante el Notario Público con competencia en la comuna en que tiene actualmente su morada, o ante el Oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación competente en el mismo lugar, si allí no hubiere Notario Público.
2.- Dejar constancia en la declaración del domicilio del cual se mudará y de aquel al cual lo hará y asimismo, que no tiene impedimento legal, judicial ni contractual para efectuar la mudanza.
3.- En el caso del propietario de la vivienda, exhibir al Notario Público o al Oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación ante el cual se realice la declaración los recibos del impuesto territorial o del pago de los servicios de la vivienda, extendidos a su nombre, con el objeto de acreditar su calidad de propietario.
4.- En el caso que el declarante no sea propietario de la vivienda, deberá exhibir uno cualquiera de los siguientes antecedentes al Notario Público o al Oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación ante el cual se realice la declaración:
a.- Autorización del propietario de la vivienda o de quien haya recibido la tenencia del inmueble; o
b.- Recibo que acredite el pago de la renta de arrendamiento correspondiente al último mes, así como las constancias de encontrarse al día en el pago de los servicios con que cuente el inmueble.

Por otra parte, el arancel por la declaración jurada no podrá ser superior a 0,018 unidad tributaria mensual (UTM)