Ten en cuenta estas 12 cosas que jamás debes hacer con tus parte privadas

Aunque en este siglo las personas ya no tienen tanto tabú como antes sobre los temas relacionados con la sexualidad y la libertad de expresión. Es del todo cierto que a nivel de higiene y estética, modificar o alterar alguna de tus partes íntimas puede que llegue a ser la peor decisión de tu vida.

Muchas de estas cosas ocurren durante la adolescencia o en un momento de ebriedad, en el cuál no estás del todo consciente de las consecuencias que se puedan generar en algunos cuantos años.

Aquí te decimos las 12 cosas que jamás debes hacer en tus partes privadas:

1.Jamás te tatúes tus partes

Aunque te parezca algo extraño, lo cierto del caso es que es bastante común este hecho. Puede ocurrir bajo el efecto del alcohol y un amigo cercano que tenga algo de conocimientos sobre cómo utilizar una aguja con tinta. El problema no es tatuarse, sino en que quede bonito al menos para las personas con las que vas a intimar lo vean y no se asusten.

2.No coloques piercing en tus zonas sensibles

De un tiempo a acá, se puso muy de moda el hecho de que las personas quieren tener una pieza metálica en alguna de sus zonas erógenas y aunque para algunos esto puede resultar atractivo, lo cierto es que es que perforar con una aguja dichos lugares es un acto bastante doloroso y que si no se hace bien, pueden generar severas consecuencias para la salud de quien se lo aplique.

3.No te bañes con agua caliente por mucho tiempo

Aunque hacerlo puede resultar muy placentero, lo cierto es que el agua caliente a exposiciones prolongadas puede generar esterilidad en el hombre y pérdida de la sensibilidad y resequedad en la zona genital de la mujer.

4.Evita los Bedazzled o Vajazzles

En algún momento las mujeres pusieron de moda el decorar la zona íntima por medio de rasurarse con estilos propios  utilizando el vello púbico o usando joyería. Aunque esto les parecía bonito a muchos hombres, por desagracia es extremadamente peligroso para la salud, ya que las ligas, adhesivo, gemas o cualquier otra decoración puede hacer que la piel se irrite y genere una picazón insoportable.

5.Ropa ajustada

Si bien la ropa ajustada se ha considerado una moda y pueden verse bastante sexys en algunos hombres y mujeres, lo curioso de esto es que al utilizar ropa apretada se genera presión sobre los vasos sanguíneos, hecho que puede generarnos hematomas o manchas de sangre bajo la piel.

Además, en temperaturas algo elevadas puede hacer que tengamos calor en dicha zona y por ende sudemos, lo que generaría acné e irritación en la zona genital.

6.Productos de sanitización

Estamos conscientes de que la higiene no es mala, pero existen algunos productos que no son recomendados al momento de lavar tus manos, dedos o incluso juguetes de autosatisfacción. Es importante que desinfectes todo antes de usarlo, pero no cualquier desinfectante puede llegar a tu zona íntima, ya que esto puede alterar tu pH y generar fuertes reacciones alérgicas.

7.Lubricante

En búsqueda de nuevas sensaciones, las personas han querido utilizar cosas nuevas en el mundo de la sexualidad, los lubricantes caseros no son del todo buenos. Evítalos y utiliza aquellos que solamente están a base de agua, ya que lo caseros tienden a dañar tu piel y alterar tu pH.

8.Jabones perfumados

Los jabones perfumados pueden causar graves afectaciones en la piel, ya que su composición química los hace propenso a alterar la protección natural de la misma. Si se exponen a estos químicos se puede generar irritación e infecciones.

9.Uso de perfumes

Claro está que todo el mundo quiere oler agradable cuando va a intimar con su pareja, pero lo malo es que el uso de perfumes puede ser igual de dañino que los jabones perfumados. Así que solamente utiliza el perfume en zonas adecuadas y deja que la higiene se encargue de su objetivo por si sola.

 10.Productos de higiene femenina

No todos los productos son adecuados para el microambiente íntimo de toda mujer, es por ello que debes asegurarte bien de probar y utilizar el correcto para tu tipo de edad y actividad sexual. Ya que estos pueden resecar tu lubricación natural y hacer de todo un acto bastante incómodo.

 11.Evita rascarte

Visita a tu médico si sientes una picazón constante, ya que esto puede ser signo de alguna infección. En lo posible, no te rasques muy fuerte ni tampoco frecuentemente ya que los genitales son una zona bastante sensible y rascarse puede propagar o producir alguna infección.

12.Autodiagnóstico

Si tienes alguna alteración en tu zona genital, prescinde en lo posible de hacerte un autodiagnóstico de internet. Lo mejor es siempre acudir al médico y no sentir pena, ya que estos cuentan con la experiencia suficiente para que no te sientas juzgada o juzgado en ningún momento y puedan ayudarte lo más pronto posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *